19/12/12

Hoy me siento así... I

Si una cosa tenía clara, es que no tenía nada claro. 
Me sentía como eso, aunque puestos a poner ejemplos, se podían hacer millones. 
Por poner puedo poner el fuego, ese que arrasa con todo a su paso, ese que si no es controlado, puede cargárselo todo, pero que sin embargo, si estaba tranquilo, podía ofrecer el calor suficiente para cuidar del bien estar de cualquier persona muerta de frío. 
Así era, como destruía cada cosa a mi paso, como, sin nadie darse cuenta, era capaz de herir por mi propio mal estar, porque el fuego no crece solo, al fuego se le alimenta, y es entonces cuando sus llamas son capaces de tocar el cielo.
Pero nadie se daba cuenta, nadie tenía un instante para observar como poco a poco caían fichas de domino, por lo que el fuego crecía más y más, arrasando todo a su paso.
Por poner puedo poner una ballena, estancada ahí, en la orilla, sola. Lo único que puede hacer es entrecerrar los ojos y recordar que hizo para haber llegado hasta allí, hasta encajarse. Dónde están las personas cuando se les necesita, podría pensar. 
¿Ella podría sola? Jamás. Sin embargo, las personas que tendrían que estar rodeándola para ayudarle a salir de allí, no estaban. 

No había nadie, y ella ya había perdido las ganas de querer volver al mar.
Por poner puedo poner un coche. Sí, ese coche que va en carretera continua cualquier dominguero a velocidad crucero. Ese que los que van con prisa le adelantan llamándole cosas como ''tortuga'' en cualquier significado breve, aunque realmente sueltan vocablos como ''va pisando los huevos''. 

Sí, a ese dominguero que sigue su camino observando cada detalle de este, mientras que las ansias por llegar abruman al resto de conductores. Ese que si pincha, se lo tomara de la mejor forma posible, bajara del coche, y arreglara su rueda. Mientras que el resto, pillarán un rebote y llamaran a la grúa. 
Que no, que yo no digo que en la carretera de la vida no haya accidentes. 
Hay, y a montones. primero pinchas, y vas con la rueda pinchada un tramo, hasta que te das cuenta que es mejor incharla y seguir, seguir en la carretera, cueste lo que cueste, te adelante quien te adelante.
Sin embargo, yo hoy me siento como ese jugador de baloncesto. Sí, todos lo conocemos y no porque sea famoso y firme autografos. 

Es en él en quien confía todo el equipo. Ese que en toda película americana, de golpe, todo se  para, y queda un solo segundo para meter, y tira y la pelota rueda, y rueda, y rueda, hasta que finalmente cae dentro de la canasta, y ese punto les salva el partido.
Hoy me siento así, solo que distinto. ¿Porque tiene que entrar la pelota? ¿Quién dice que vaya a entrar? Nadie.

Y ese es el problema, que por mucho que hayas entrenado, por mucho que hayas estado días haciendo tiros libres, llega. Llega el momento en el que te queda un solo segundo para decidir, y que la mitad de personas confían en ti, y ellos no saben aún que vas a decepcionarlos. Y entonces tiras, y la cosa se vuelve una constante duda de entra o no entra, entra o no entra. Y mientras rueda, sigues ahí, mirando como si nada, que es lo que va a pasar.
¿Sabéis? Esa pelota nunca llegó a entrar. Ni el dominguero consiguió llegar sin ningún pinchazo a su destino. Tampoco consiguieron apagar el fuego, y mucho menos alguien se preocupo por la ballena. 
Ese es el problema, que sea por lo que sea, hoy me siento así.


Hola a todos, siento mi ausencia, he estado liado con los exámenes finales y la verdad, ayer y hoy, me encuentro en un estado deprimente, debido a esto. Así que sí, esta entrada es personal de mi actual estado de ánimo. No quiero enroyarme más, porque alguno de vosotros ni siquiera pasará a leerlo. Mis seguidores dejan de comentar, y yo con este estado, se me quitan las ganas de escribir. Pienso que todo escritor, tiene que estar orgulloso de su texto, como yo lo estoy del mío, de mis textos, y de mi blog, pero que a la vez tiene que haber una relación recíproca con los que te leen, y últimamente he tenido esto tan abandonado, que la gente ha dejado de pasarse. Es por eso, que en modo disculpa, voy a hacer esta entrada doble. Me considero único culpable de ello, y lo siento mucho. Uno hace lo que puede con su tiempo, y espero en estas vacaciones devolveros el tiempo perdido.

Miraré de pasarme por vuestros blogs a lo largo de vacaciones, y que, para que ya no se olvide tanto, escribiros la segunda parte de ''La ley eran sus ojos azules''' por regalo de fiestas.  
Quiero desde aquí agradecer, a todas esas personas, que no me siguen pero me leen, de verdad, gracias por al menos pasaros, se que estaría bien que comentarais como anónimos que no cuesta nada, pero aún así, mil gracias.
Gracias a todos aquellos que me enviaron un correo por la causa que sea a ''justmyimaginacion@gmail.com'' sin duda, gracias por vuestra apoyo, por dejarme ayudaros con vuestros problemas, y por esa gente que se ha preocupado cuando faltaba, gracias.

Sin nada más que añadir por el momento, gracias a todos, mucha suerte a todos aquellos que os paséis las fiestas estudiando para esos exámenes de enero, y nada, no podía irme sin decir algo sobre el fin del mundo, ya que es lo más hablado últimamente. ¿Creéis? ¿No?. Iba a escribir una entrada de esto antes de que llegara el viernes, pero no tengo mucho tiempo, así que ya vere si la publico después, o se queda en borradores para siempre. 
                                                                                                      Leo

6 comentarios:

  1. Leo!! ya ves que yo, por mucho tiempo que pase, sigo leyendote! hahahaha "las buenas constumbres no deberían cambiar nunca" xD
    Espero de corazón que te mejores, porque me has apoyado en mis tremendos bajones y espero que esa luz que un día tu ayudaste a encender, ahora pueda alumbrarte a ti tambien(: Que sepas que esa ballena nunca estará sola, porque aunque no se de cuenta, siempre habrá gaviotas, cangrejos y niños haciendo castillos de arena a su alrededor
    Me alegra que vayas ha hacer segunda parte de la ley eran sus ojos azules.
    Creo que te mandaré algun mensaje al correo, aunque no se muy bien sobre que. Normalmente hablo sin pensar (Como ahora) solo por hablar, pero aun asi se que ayuda hahahaha
    me alegro mucho de que estes de vuelta por navidad!!! y que no te deprimas!! no me enrollo más.

    Saludos de la chica de los chicles, que aunque ahora mismo no te lo creas, te asegura que vales millones!(:
    http://lachica-deloschicles.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Hola Leo!
    Hace mucho tiempo que no pasaba por aquí, bueno la verdad es que ni por aquí ni por ningún sitio(ya sabes exámenes y cosillas de la vida)...
    Espero que no te sientas abandonado por mi parte, sinceramente tu blog es uno de mis blogs favoritos, me identifico mucho con tus textos y describes emociones que he sentido pero que nunca he sabido como expresarlas o como encontrarlas un lugar en mi mente. Esta entrada es un claro ejemplo de todo lo anterior...como de costumbre me encanta. Me hace pensar y las metáforas que has utilizado son geniales(PFF no quiero decir geniales son sorprendentes son maravillosas pero tampoco quiero decir eso asfkjl no me sale la palabra, supongo que sería una palabra que significara todas esas cosas pero diferente.Nah déjalo me he hecho un lío) . Me identifico tanto y te entiendo tan bien...
    Recupérate de tu bajón pronto pero mientras tanto aprovecha porque el arte muchas veces viene de la tristeza y de los momentos difíciles, así que sácale partido :)
    Un abrazo tan gigante como la ballena de la obra de arte de ahí arriba ^^^^

    ResponderEliminar
  3. Hola. Yo tampoco me pasaba por acá desde hace rato.
    Realmente me gustó mucho este texto, y las comparaciones nunca las había oído o leído. Muy bueno.
    Me pasaré más seguido por acá.

    Besos♥

    ResponderEliminar
  4. A ver como te lo digo... NI SE TE OCURRA VENIRTE ABAJO.
    Te entiendo perfectamente, pero no quiero que estés triste porque en la pequeña familia de blogger todos sufrimos. Al leernos, sufrimos. Te he leído, y yo también he sufrido. Así que espero que pronto vuelvas a ser el Leo feliz que yo conozco. No te preocupes de si abandonas esto y la gente deja de pasarse, a veces desconectar viene bien.

    Por mi parte pedirte perdón por si me he perdido alguna entrada, que no lo he comprobado. Yo también he andado liada y sólo he devuelto algún que otro comentario.

    Espero ansiosa la segunda parte de "La ley eran sus ojos azules".

    Aquí para lo que necesites.

    ResponderEliminar
  5. No lo abandones, es claro que tenés fieles seguidores que te apoyan y leen!
    es entendible que por lo exámenes hayas abandonado un poco, a muchos nos ha pasado!
    Muy buena entrada, muy bien redactada! Me ha gustado mucho:)
    Arriba ese ánimo! Beso Grande!!

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que yo no estoy publicando constantemente, tardo mucho en actualizar, tal vez lo hago solo dos veces al mes y este ni siquiera una, aunque ya tengo una entrada en borradores para publicar el lunes, ayer la retoqué y sin querer le di a 'publicar', luego la borré pero se puede leer el inicio en la lista de blogs a los que sigues, pero bueno, no estoy para hablar de esto, que me desvio del tema. El caso, si estas navidades vas a publicar, solo avisarte ya por adelantado de que estaré fuera a partir del domingo hasta después de reyes, así que no podré pasarme por aquí.
    Pero bueno ahora quería habalarte de la entrada, me parece fantástica, en serio, esos detalles de la vida de los que si no te paras a pensar no te das cuenta. Es triste que la hayas escrito estando deprimido, quiero decir, que no mereces estar así. Pero la entrada es la entrada y tengo que decirte que está increíble.
    Por otra parte, solo un pequeño comentario, ya que has decorado el blog anunciando la navidad, ¡felices fiestas!
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar