13/10/12

La ley eran sus ojos azules I


No era exactamente consciente de mis actos a estas alturas. No sabía exactamente quién era la persona que me tenía agarrada de la cintura y me llevaba de aquí para allá al ritmo de la música. No es que tampoco supiera muy bien dónde me encontraba. No solía beber tanto, pero eso era bastante obvio teniendo en cuenta el estado en el que me encontraba. Estaba completamente segura que iba a arrepentirme la mañana siguiente. De todas formas, no dejé que eso arruinara mi inmejorable humor esa noche. Las cosas se tornaron un poco... para mayores de edad, cuando sus labios capturaron los míos de repente. Seguramente debió haber creído que era presa fácil, pero mi juicio no estaba en su mejor momento. No sabría deciros si él se estaba aprovechando de mí o si su embriagues también se había transformado en su fuerza de voluntad. De todas maneras, la escena que habíamos comenzado en el club, la seguimos en mi habitación de hotel. 

-¡Ups! -la llave de la habitación resbaló de entre mis dedos y rebotó sordamente en la alfombra.

-¡Qué llave escurridiza! -el chico intentó agacharse para tomarla sin soltarme.
-Nah -exclamé, juguetona poniendo un pie sobre ella. Sus brazos aflojaron su agarre siendo afectados por su falta de equilibrio, haciendo que cayera sentada en el piso.
-¡Ups! Tú también eres escurridiza -dijo riendo sin tener sentido alguno.

Una vez fuimos capaces de abrir la puerta, nos adentramos en la modesta sala principal llevándonos algún que otro mueble con nosotros. Nuestras risas hacían eco en la amplia habitación. Me quité los tacones mientras entrabamos en mi cuarto, tambaleándonos. Descalza, mis ojos daban perfectamente en los de él, lo cual indicaba que estaba demasiado cerca. Se me hacía casi imposible enfocar la vista, pero cuando lo lograba, sus ojos me dejaban sin aliento. Era lo único que recordaría con claridad al día siguiente. Casi parecíamos saber lo que estábamos haciendo parados al borde de la cama, una mano en mi cintura y la otra en mi mejilla, ambos en silencio. Nuestras miradas se encontraron, y estuvieron conectadas por una fracción de segundo antes de que él estampara sus labios en los míos.


Lo que continuó a eso, es una nube borrosa en mi memoria. ¿Mencioné lo mucho que iba a arrepentirme la mañana siguiente? Sus ojos en tonos de azules y verdes, fue la primera imagen que apareció una vez estuve consciente antes de despertar. Eso, y un intenso dolor de cabeza.
Realmente no tenía ni idea de lo que había sucedido la noche anterior. Tendría que ser capaz de recordar lo que pasó antes de comenzar a ver doble y tropezar con mis propios pies, pero la verdad era que no podía. Cerrar los ojos e intentar visualizar algo resultaba absolutamente espantoso. Mi estomago se revolvía como remolino. Al menos tenía que ser optimista en cuanto a los flashes que de vez en cuando me aparecían. Besos fogosos, unos ojos verdes-azulados, la estruendosa música, un trago de tequila en mi mano...
Esa mañana me desperté completamente sola. Ni una nota, nada. Pero sus ojos azules y verdes, no dejaban a mi mente estar tranquila, la cual no podía evadirse, del constante tamborileo en mis oídos.


Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic







Pd: Queridos lectores de mi blog, hoy os traigo la prometida entrada, por mis 100, pero sobretodo por los del día a día. Espero que os guste, y si esperabais otra cosa siento decepcionaros. Deciros que mi bache, esta a medio solventar, y que debido a eso la segunda parte de esta entrada peligra. No la tengo acabada, y no es mi mejor momento para continuarla. Veremos. Por otro lado, creo que las imágenes nunca son a gusto de como quería el escritor, y en este caso, e intentado buscar las que más se asimilaban a lo que tenía en mi cabeza, aún así, son bastantes distintas, sobre todo la de los ojos, pues eran un azul-verdoso, y me ha sido completamente imposible encontrar una foto tan buena como para ponerla. De ahí, a que sea un ojo azul normal y corriente. Ya para acabar, deciros que ando un poco liado y como podréis observar, es complicado que publique entre semana. Mil perdones. Espero que hayáis tenido un buen puente, y como siempre, gracias por seguir aquí.



6 comentarios:

  1. Leo ¿qué decir?, la verdad que no me esperaba que escribieras sobre este tema, pero eso no significa que me decepciones ni que no me guste, es más he leído muchas entradas sobre este tema, y la tuya es de las mejores, porque has redactado con exactitud la típica noche desenfrenada.
    Para mi está genial.
    Sobre subir la segunda parte, no te preocupes yo siempre digo lo mismo y es que si escribes es para disfrutarlo y si lo que ahora escribes no te gusta no hay problema, ya habrá algo que lo haga, yo soy de las que opinan que las mejores entradas son las que se escriben con ganas y con ilusión, porque son las que mas llegan.
    Para escribir por escribir ya tenemos los trabajo trimestrales del colegio.
    Así que no te preocupes por eso, con poder leerte estoy segura de que todos estaremos contentos.
    Sobre lo de las imágenes, puf, que razón, de todos modos las fotos no están mal, encajan bastante con lo que describes, la primera sobre todo, a mi normalmente me cuesta más encontrar una foto que concuerde con lo que escribo que escribir la propia entrada. Es desesperante.
    Bueno y lo dicho que no te preocupes y que subas cuando pueda pero sin presión.
    Un abrazo, hasta la próxima.

    ResponderEliminar
  2. Me a encanta!! Adoro como escribes ya lo sabes, y este pequeño relato es *-* No tengo palabras para describir lo que me a gustado!
    Un beso de esos que tanto te gustan u.u

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado, de verdad. Sobre todo cómo has descrito el tercer párrafo, el que sigue al diálogo. Pero bueno, la entrada en general :) Esperaré la segunda sin prisas, nunca es buen momento para escribir si no tienes las ideas claras, así que tomalo con calma. Espero que el bache acabe pronto, ánimos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Leo ¿Alguna vez te has planteado la idea de hacer un blog compartido? yo solo dejo la idea caer... porque despues de leer esto es lo único que puedo pensar hahahaha xD
    Realmente me ha trastornado esta entrada, ¡Esos ojos! los he visto tantas y tantas veces, siempre están ahí, quizas sea lo único que me quede de esa noche... En serio pufff... me siento super identificada, ¿Estabas alli esa noche conmigo? Porque parece que tu historia cuente la mia. Me encanta. Espero con ansia la segunda entrada, que espero de verdad que no tarde mucho!

    Saludos de la chica de los chicles, que me encantas tú, tu forma de escribir, tu blog y sus ojos verde-azulados(:
    http://lachica-deloschicles.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  5. Me encanto la entrada! excelente sin dudas. Escribes mas que bien Leo, y espero con ansias la continuación!. Un beso Leo :3.

    ResponderEliminar
  6. ¿Dónde buscas las imágenes? Yo te recomiendo weheartit.com y tumblr, aunque las palabras con las que tienes que buscar es mejor que estén en inglés. Si realizas la búsqueda adecuada, puedes encontrar muy buenas fotos. Pero sí, supongo que nunca se encuentran las imágenes perfectas. Una pena.

    Ay, Leo, me encanta este cambio de registro. Ansío leer la segunda parte, aunque tomate tu tiempo. Es completamente comprensible que no estés para escribir algo decente, yo también he tenido malas rachas. Espero que la segunda parte tenga que ver con el reencuentro *_*

    Por cierto, he organizado un concurso al que me encantaría que te presentaras. No hace falta que sea un texto muy largo, sólo tu participación es suficiente. Te he avisado por el tuenti también, tengo las bases en una pestaña del blog. ¡Te espero!

    ResponderEliminar